Contributions (4) Participating (38)

Mientras mi mano derecha cubre mis ojos secos del sol, la otra busca en mis bolsillos su amigable recuerdo, quiero contemplar el último regalo de su esencia, mientras me marcho descorazonado herido al alba, bajaré por la cascada precavido sin lastimarte, y desde ahí contemplaremos juntos los dias y noches extinguirse, nadie lo evitara...

Antes lo evitaba tu madre, tu padre y tú, pero ahora libre de tu estorbozo cuerpo tus ojos brillan en el amanecer y tus cabellos tiñen de rojo el agua clara que baja de madrugada, quédate aquí con tu mitad de oreja cerca de mi corazón y tus ojos blancos mirando al horizonte.

Go to post